Semáforos inteligentes – Parte 1

Contrario a lo que podría pensarse, la experimentación con mecanismos inteligentes para semáforos urbanos se remonta a más de 30 años. En la ciudad de Los Ángeles, por ejemplo, se implementó un programa pionero en 1984 en el marco de la organización de los Juegos Olímpicos.

De entonces ahora, nuevas soluciones de señales de tráfico que operan a través de cámaras, software y equipo de cronometraje han evolucionado para contribuir a la reducción del tráfico en centros urbanos en todo el mundo.

Una de las empresas líderes en el sector es Siemens que ha desarrollado Sistemas de Tráfico Inteligente por décadas. Por sólo mencionar un caso, en la Unión Europea se llevó a cabo un proyecto, que comenzó en 2013 y finalizó en 2015, en el que Siemens y sus socios, incluyendo la Universidad de Newcastle, buscaron formas de intercambio de información entre los conductores y los semáforos para contribuir a lograr un tráfico más seguro y más eficiente.

00En el caso de vehículos particulares, por ejemplo, una semáforo inteligente podría enviar una advertencia directamente a un coche al ponerse el alto o el siga. Esto conduce a que algunos expertos incluso sugieran la futura eliminación de semáforos físicos tal como los conocemos (señalamientos a la vista de todos en un punto fijo del espacio público) para ser sustituidos por señales emitidas directamente al automóvil. Otros en contraste arguyen que la infraestructura existente es igualmente útil y con sólo añadirle chips, sensores y software puede aportar cambios notables. En cualquier caso, lo cierto es que una vez que un sistema se vuelve digital, se abren grandes posibilidades debido a que los semáforos inteligentes logran interconectarse con muchas otras de las nuevas tecnologías en uso.

También podría interesarte