La educación superior en la era digital

La adopción de tecnologías en línea no sólo ha transformado los métodos de enseñanza-aprendizaje sino que ha generado una larga discusión sobre cómo mantener un sistema educativo leal a la misión de las universidades que a la vez se adapte rápidamente a la era digital.

Entre las muchas propuestas para conseguirlo destacan tres puntos clave que todo modelo educativo contemporáneo debería de ponderar:

 

  • La colaboración interdisciplinaria y global.
  • Consolidar una comunidad que utilice la tecnología como vinculador social.
  • El análisis de información y discernimiento de contenidos relevantes.

 

A continuación se explica brevemente cada uno de ellos.

 

Colaboración

Las herramientas en línea refuerzan la idea de la interacción como valor de la educación contemporánea. La tecnología es un recurso que puede contribuir a que los maestros involucren a sus alumnos y comprendan mejor cómo es que estos aprenden.

El maestro funge como colaborador de una extensa red en la que se incorporan no sólo otras universidades sino diversas entidades culturales relacionadas con la divulgación del conocimiento incluyendo museos y bibliotecas.

El objetivo es lograr un sistema que: sea capaz de conectar todas las iniciativas educativas, facilite el acceso abierto a la información y establezca líneas de investigación multidisciplinarias e interinstitucionales.

 

 

Comunidad

La educación en línea y la experiencia en campus no se sustituyen, ambas contribuyen a la formación de comunidades proactivas. Además, en todos los casos el aprendizaje es una experiencia integral que debe vincularse con la realidad inmediata.

La tecnología brinda herramientas que fomentan las relaciones sociales e incentivan la participación tanto local como global.

El parámetro para establecer una universidad competitiva debe provenir de las necesidades de su propia comunidad y no de tendencias impuestas por factores totalmente externos.

 

Análisis

Si bien hoy día existen herramientas que tornan más accesible la selección de información, la tarea de razonar y cuestionar los contenidos debe ser realizada por cada investigador. La innovación educativa está directamente relacionada con un análisis competente de la información.

Los estudiantes deben ser capacitados para analizar la complejidad de una información mucho más fluida, ya que ésta es actualizada rápidamente, así como desarrollar habilidades de análisis visual debido a que gran parte de los contenidos son imágenes.

 

Cuando los datos son organizados se convierten en información, misma que al ser explicada y analizada se transforma en conocimiento. El conocimiento aplicado a la vida diaria está aunado con la reflexión y la experiencia. En este proceso la tecnología es una herramienta que acompaña la labor humana del razonamiento. Y dicha labor continúa siendo el objetivo principal de la educación superior ya sea digital o presencial.

También podría interesarte