FinTech en la vida diaria y su regulación en México

El término FinTech es la fusión de las palabras “Finance” y “Technology” utilizado para referirse a los servicios financieros que se ofrecen a través de nuevas tecnologías.

A continuación presentamos algunos ejemplos de cómo se emplean las llamadas tecnologías financieras en la vida diaria:

Clip

Al efectuar pagos en puntos de venta como mercados o puestos itinerantes Clip es un aditamento que se inserta en tabletas o teléfonos inteligentes y, mediante una aplicación, permite efectuar cobros con tarjeta de crédito o débito tal como si fuera una Terminal Punto de Venta (TPV).

 

PayPal

La compañía fundada en California a finales de 1998 opera a nivel mundial ofreciendo un sistema de pago en línea. Permite transferencias de dinero como una alternativa a métodos como cheques u órdenes de dinero.

 

Fondeadora

La primera plataforma de financiamiento colectivo (crowdfunding) en México especialmente enfocada a promover el fondeo de proyectos creativos y de innovación. También cuenta con una modalidad específica denominada GENTE destinada a causas tanto personales como sociales con un objetivo puramente caritativo. En ambos casos, los usuarios pueden publicar un proyecto o elegir contribuir con una causa que les resulte afín.

 

Aplicaciones móviles de bancos

Debido a la creciente cantidad de usuarios que gestionan sus  transacciones en línea, la mayor parte de los bancos ofrecen aplicaciones para el manejo de cuentas y operaciones en dispositivos móviles.

 

Ahora bien, las aplicaciones móviles bancarias y las TVP están respaldadas tanto por la ley vigente como por las reglas secundarias; por ejemplo: manejan un sistema de contraseñas y confidencialidad de información así como formas de contratar operaciones y de realizar transacciones a cuentas destino contemplados en la regulación existente. El actual reto respecto a todas las modalidades de FinTech utilizadas en México es recoger precisamente aquello  que ya está regulado así como incorporar nuevas formas de prestar servicios financieros, como PayPal o Fondeadora, aunque altamente populares,  aún no contemplados en la ley. De esta forma se garantizarán la seguridad tanto de la plataforma como del usuario.

 

Para conocer nuestro proyecto de contribución a la regulación de FinTech en México haz clic aquí.

También podría interesarte